llamanos

¿Fauna salvaje en dificultades o muerta?
¿Incendios forestales?
¿Infracciones contra la seguridad ambiental, caza, pesca, vertidos?
¡¡LLÁMANOS!!
112 SOS ARAGÓN

¿Cualquier tema relacionado con el medio ambiente?
Pregunta por nosotros:
Centralita Gobierno de Aragón 976714000
OFICINAS COMARCALES DEPARTAMENTO DR Y SOSTENIBILIDAD


AGENTES FORESTALES

La AAPNA es la asociación profesional de los AGENTES FORESTALES del Gobierno de Aragón

LEY 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

q) AGENTE FORESTAL: Funcionario que ostenta la condición de Agente de la autoridad perteneciente a las Administraciones Públicas que, de acuerdo con su propia normativa y con independencia de la denominación corporativa específica, tiene encomendadas, entre otras funciones, las de policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de policía judicial en sentido genérico tal como establece el apartado 6º del artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

La AAPNA forma parte de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medio Ambientales AEAFMA y de la International Ranger Federation IRF

ÍNDICE DE PÁGINAS DEL BLOG

domingo, 12 de noviembre de 2017

APNs del Gobierno de Aragón detectan irregularidades en una batida de caza en Belver de Cinca

Los agentes comprobaron que nueve ciervos habían sido abatidos careciendo de precinto

Agentes de Protección de la Naturaleza intervienen ciervos sin precintos

Los hechos tuvieron lugar el pasado 4 de noviembre, cuando una patrulla de Agentes de Protección de la Naturaleza (APNs) del Gobierno de Aragón, de servicio en la zona de Belver de Cinca interceptaron a un grupo de cazadores cuando estaban finalizando una batida de caza mayor. En la misma, se comprobó que habían abatido cinco jabalíes y nueve ciervos, percatándose que estos últimos carecían del preceptivo precinto que debe ser colocado en cada uno de los animales. Tras requerir toda la documentación y autorizaciones del terreno cinegético y de los cazadores participantes en la batida, los agentes constataron que, además de carecer de los citados precintos, se había sobrepasado el cupo autorizado para el año en curso.

Durante la intervención de los agentes, un camión de recogida de animales de caza para consumo humano llegó hasta el lugar en el que se cometieron los hechos, con la intención de recogerlos para su traslado hasta uno de los centros de transformación. Interceptando este camión, los agentes comprobaron que transportaba otros cinco ciervos, provenientes de Cataluña, que también carecían de precintos. Se verificaron los documentos preceptivos para la recogida, transporte y comercialización de carne de caza y se está investigando el origen y trazabilidad de los animales, así como la empresa dedicada a la comercialización de carne de caza mayor.

Por estos hechos, los APNs han formulado las correspondientes denuncias, procediendo al decomiso de los animales con origen ilícito, que fueron trasladados por los agentes a uno de los puntos de alimentación suplementaria que posee el Gobierno de Aragón para la alimentación de aves necrófagas.

La caza de determinadas especies cinegéticas, como el ciervo, se autoriza desde el INAGA con un cupo que viene determinado por la población existente en cada coto de caza. Para garantizar que ese cupo de cumple por todos los cotos, el INAGA entrega tantos precintos como animales hay autorizados, debiendo colocarse en los animales tras abatirlos. La no colocación de estos implica un nulo control de los animales abatidos, práctica ilegal que el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón persigue mediante sus agentes. 

martes, 7 de noviembre de 2017

La seguridad sigue siendo una asignatura pendiente para los agentes de protección de la naturaleza de Aragón

Casi nada ha cambiado en esta profesión tras el asesinato de dos guardas forestales a principios de año en Lérida. 


Resultado de imagen de heraldo

M. T. F. Zaragoza 07/11/2017

Hace un par de semanas se cumplieron nueve meses del asesinato de los agentes forestales David Iglesias y Xavi Ribes. Ambos fueron asesinados a tiros por Ismael Rodríguez, una persona que estaba practicando la caza del zorzal sin ser el propietario del arma de fuego y sin tener el permiso obligatorio que le habilitaba para utilizarla. 

Según declaró Rodríguez ante el juez semanas después del doble crimen, los agentes le pidieron la documentación y él se puso "muy nervioso" y disparó la escopeta, que actualmente era propiedad de un amigo suyo (Rodríguez había sido algún tiempo antes su titular pero acabó vendiendo el arma). La investigación de los Mossos d'Esquadra determinó que la escopeta del calibre 12 había sido disparada a corta distancia de las víctimas.

La tragedia de Aspa abrió un amplio debate sobre la seguridad de estos profesionales: ¿debían ir armados los agentes forestales? El debate se vivió con intensidad tanto fuera como dentro de la profesión porque había opiniones para todos los gustos. La controversia también llegó a Aragón, donde los agentes forestales reciben el nombre de agentes para la protección de la naturaleza (APN). 

Meses después, el interés sobre esta cuestión no se ha perdido, ni tampoco se ha llegado a una fórmula 100% válida porque quizás no exista. La seguridad de estos profesionales fue uno de los puntos que se trataron en el IV Congreso Estatal de Agentes Forestales y Medioambientales que se celebró hace un par de semanas en el valle de Arán. 

Representantes de diferentes regiones intercambiaron puntos de vista en este foro. Hay que recordar que las competencias en esta materia están transferidas a las comunidades autónomas, por lo que cada una ha aplicado los cambios que ha considerado en esta cuestión y no existe un marco común a nivel nacional. En Cataluña, por ejemplo, después del asesinato de David y Xavi se planteó que los agentes que realizaran los servicios de caza fueran en grupos de tres personas, una de ellas armada, y todos ellos con chaleco antibalas. Precisamente una ley básica que regule algunos parámetros fundamentales es lo que piden algunas voces del sector.

Imagen de archivo de un agente de protección de la naturaleza de Aragón.
Imagen de archivo de un agente de protección de la naturaleza de Aragón.

Protocolo básico en Teruel

En Aragón, el presidente de la Asociación de Agentes para la Protección de la Naturaleza en Aragón (Aapna), Javier Escorza, explica que desde el suceso de enero "en Aragón no se ha avanzado nada, pero se van haciendo cosas". Hace tan solo unas semanas que comenzó una nueva temporada de caza, tanto mayor como menor, y, al menos en la provincia de Teruel, se ha puesto en marcha un protocolo a la hora de realizar los servicios de caza: siempre acuden a pedir la documentación en pareja y, antes de la actuación, dan aviso a la emisora, que hasta la comunicación del final del servicio llama a los agentes cada cinco minutos para verificar que están bien. Esta es una de las cosas que han cambiado a raíz del asesinato de David y Xavi. 

"Es un protocolo de mínimos, aún hay mucho camino por recorrer en las condiciones de seguridad en las que realizamos nuestro trabajo", apunta Escorza, que confía en que se vaya avanzando en estas cuestiones como ya se ha hecho en cuestión de imagen: dentro de poco recibirán por primera vez vehículos rotulados con su denominación oficial. "No nos cabe duda de que la imagen única siempre redunda en la seguridad porque permite identificarnos inequívocamente", señala. 

Los APN realizan muchos y muy diversos trabajos en los campos y montes aragoneses. De ellos dependen desde los censos de aves y peces hasta la extinción de incendios pasando por los ya citados controles de la práctica cinegética. Los agentes para la protección de la naturaleza son autoridad pública y policía judicial: pueden sancionar si una persona no cumple la normativa, su palabra tiene presunción de veracidad en un juicio y, ante un juzgado o tribunal, pueden presentar pruebas si se ha cometido un presunto delito. 

Precisamente este extremo es el que quieren resaltar desde la propia profesión: son autoridad pública, y no todas las personas que se encuentran en el campo les tratan así. "Notamos que la gente ha perdido el respeto: a veces saben que lo que están haciendo está mal, porque conocen la norma, pero si les requieres al respecto se atreven a contestarte", indica Escorza, que afirma que esta es una situación que se da en bastantes ocasiones.

"La seguridad es una asignatura pendiente en el trabajo diario de los APN. Es un tema que miramos con cierta preocupación", sostiene Escorza, que muestra su confianza en que el protocolo puesto en marcha en Teruel sea "el primer paso para algo más elaborado", aunque reconoce que la dificultad de poner de acuerdo a todos los actores que tienen que ver en este asunto: administración y agentes, donde también se dan diversas opiniones.

Teruel refuerza las medidas contra el furtivismo

http://www.heraldo.es/

Resultado de imagen de heraldo

Coincidiendo con el periodo de reproducción de los ciervos y el arranque de la temporada de caza de mayor (la veda se abrió el 17 de septiembre), el Gobierno de Aragón ha optado por intensificar las labores de prevención del furtivismo. A través de los Agentes para la Protección de la Naturaleza (APN) y en colaboración con el Seprona de la Guardia Civil, el Ejecutivo autonómico ha incrementado la vigilancia en las zonas propensas a este tipo de infracciones.

En 2016, Huesca fue la provincia más afectada, puesto que 24 de los 36 expedientes sancionadores que tramitó el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad surgieron allí. Sin embargo, en lo que va de 2017, los casos de mayor relevancia se han dado en Teruel, con la cabra montés como objetivo principal.

El interés económico de esta especie hace que el territorio turolense cuente con dos particularidades en el control de la actividad cinegética. En los cotos, el cupo de cabra montés se desglosa en número de hembras y trofeos, distinguiendo entre machos selectivos mayores de seis años y menores de esa edad. Además, los propios cotos deben avisar de la realización de un rececho con 72 horas de tiempo.

“En Teruel se han detectado últimamente varios casos de furtivismo relacionados con caza mayor (cabra montés y ciervo, fundamentalmente), pero también hay acciones furtivas relacionadas con la caza menor que, aunque causan un estrago patrimonial menor, pueden acarrear un impacto ecológico muy importante”, explica Alfredo Ferrán, jefe de la sección de caza y pesca del Servicio Provincial de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Teruel, y añade que el furtivismo en caza mayor se centra en “dos tipos de actuaciones”.

“Por un lado, está la caza prescindiendo de todos los permisos y autorizaciones del titular del coto, que habitualmente se hace con medios prohibidos o desde vehículos. Por otro, la caza en aparente legalidad pero abatiendo animales que no se corresponden con la especie o la categoría prevista”, prosigue Ferrán, antes de entrar a valorar algunos de los casos de furtivismo que se han dado recientemente en Teruel.

Al poco de iniciarse el año, un vecino de la localidad de Alcorisa fue sorprendido en plena actividad ilícita en el coto de Molinos y, al registrar su vehículo, los APN encontraron un trofeo de macho montés, cuchillos y abundante munición. Meses después, a finales de marzo, el Seprona de Teruel detuvo a tres personas por organizar una trama de caza furtiva en los Montes Universales. Al parecer, los cabecillas ofrecían la posibilidad de obtener trofeos de caza mayor a cambio de cantidades muy inferiores a lo que cuesta abatir la misma pieza en una batida.

“Esta operación -denominada ‘Íbice’- fue exitosa gracias a la colaboración de los cazadores de Gargallo, ya que alertaron de la captura ilegal de tres machos de cabra montés en el entorno de la localidad. Seguidamente, se comprobó que no era un caso puntual”, indica Alfredo Ferrán, y destaca que esa fue “la primera red organizada que se desarticuló en la provincia de Teruel”.

Allí, en los Montes Universales, había claro déficit de agentes. Por ello, este mes de octubre se reforzó la vigilancia. “Se ha completado la plantilla, que ahora cuenta con un total de ocho efectivos que permite aumentar significativamente las labores de vigilancia y prevención”, valora Ferrán.



Cooperación entre administraciones

Últimamente se han observado infracciones protagonizadas por intermediarios que contaban con precintos (cupos) que se correspondían con otras especies, con otros terrenos cinegéticos o con animales de categoría inferior. Por ello, en opinión de Ferrán, "es muy importante que los cotos municipales y deportivos lleven a cabo la gestión directa que les exige la normativa". Además, concluye, "es fundamental que haya cooperación entre administraciones y que la información fluya por los cauces necesarios". 

miércoles, 1 de noviembre de 2017

El Gobierno de Aragón desarrolla un Programa de actuación para la gestión, control y erradicación del avispón asiático


El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha reunido a las ADS del sector apícola para evaluar conjuntamente la problemática
La elaboración y divulgación de material informativo específico para los sectores implicados es parte esencial del programa

La Dirección General de Alimentación y Fomento Agroalimentario y la Dirección General de Sostenibilidad trabajan conjuntamente en la prevención y control del avispón asiático, así como en la gestión de la problemática que la presencia de esta especie invasora en Aragón puede ocasionar, especialmente sobre el sector apícola.

Nido de avispa asiática. Foto José María Martínez

El director general de Alimentación, Enrique Novales, y la directora General de Sostenibilidad, Pilar Gómez, han mantenido diversas reuniones con el objetivo de coordinar las actuaciones previstas. Por un lado, en la reunión de coordinación realizada a nivel interno, participaron los directores de los servicios provinciales de Huesca y Zaragoza, el jefe del servicio de Biodiversidad, así como representantes de los Agentes de Protección de la Naturaleza, del servicio provincial de Teruel y del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal. La reunión sirvió para actualizar el contenido del protocolo de detección temprana de la especie (que actualmente está vigente y que se incluye dentro del trabajo de los Agentes para la Protección de la Naturaleza) y se concretaron los procesos de actuación en caso de localización de ejemplares o nidos.

Además, contado con la participación del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal y con el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria, se acordó la revisión de los datos de presencia de la especie en Aragón y la información recopilada a través del Grupo de Trabajo sobre Especies Exóticas Invasoras dependiente del Comité de Flora y Fauna Silvestres, para la elaboración de material informativo específico, tanto dirigido para técnicos del departamento y APNs como para los sectores más implicados en Aragón y, sobre métodos de control que se hayan demostrado especialmente aplicables al caso aragonés.

Posteriormente, se celebró una reunión en la que participaron las ADS del sector apícola, en la que el sector trasladó la problemática existente, la información que habían obtenido de la situación en otras comunidades autónomas y expusieron sus propuestas de actuaciones a desarrollar para la prevención y erradicación en Aragón del avispón asiático.

Fruto de estas reuniones, se ha acordado desarrollar un Programa de actuación para la gestión, control y erradicación del avispón asiático con el objetivo de:

-Reforzar la coordinación y colaboración entre el sector y el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad para prevenir y aminorar la repercusión de este problema en el sector.

-Reforzar las medidas de difusión y transmisión de información sobre la presencia de la avispa asiática en Aragón ya desarrolladas desde la detección de la presencia de la especie en España, así como sobre los métodos más eficaces de prevención y control de sus efectos especialmente sobre el sector apícola. Concretamente se elaborará material divulgativo para reconocimiento de la especie y cómo proceder en caso de hallazgos de ejemplares o nidos.

-Se actualizará el contenido del protocolo de detección temprana de la especie que actualmente está vigente y que se incluye dentro del trabajo de los Agentes para la Protección de la Naturaleza. Se procederá a su divulgación entre sectores directamente implicados como el de los apicultores y otros agentes con presencia en el ámbito rural para incrementar su eficacia.

-Contado con la participación del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal y con el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria, se revisarán los datos de presencia de la especie en Aragón y la información recopilada a través del Grupo de Trabajo sobre Especies Exóticas Invasoras dependiente del Comité de Flora y Fauna Silvestres, para la elaboración de material informativo específico para los sectores implicados en Aragón y, en caso de estimarse procedente, sobre métodos de control que se hayan demostrado especialmente aplicables al caso aragonés.

-Se divulgará periódicamente la información que se obtenga del vigente plan de seguimiento sobre la presencia de la especie en Aragón (incluso los datos negativos).

-Se continuará con la participación en la implementación de la Estrategia de Gestión, Control y Posible Erradicación del Avispón Asiático o Avispa negra en España, como parte de las labores de coordinación con otras administraciones nacionales y autonómicas. En dichas estrategia existen ya actuaciones dirigidas al fomento de líneas de investigación para encontrar una trampa selectiva (mediante uso de feromonas efectivas u otras sustancias) que no afecte a especies no objetivo y limite el uso de productos peligrosos como las cipermetrinas. Fruto en parte del desarrollo de esta estrategia es la inclusión en los Programas de Investigación Aplicada del Programa Nacional de Medidas de Ayuda a la Apicultura (2017-2019) de un objetivo sobre nuevos desarrollos para limitar los efectos de la invasión por el avispón asiático.

lunes, 23 de octubre de 2017

Un fuego amenaza Riglos tras quemar 13 hectáreas de matorral


Las llamas se acercaron a un kilómetro del pueblo. Piden investigar los hechos tras sufrir 3 incendios similares este año.

R. D. N. Huesca Actualizada 22/10/2017 a las 23:14

Un incendio mantuvo ayer en vilo durante varias horas a los vecinos de Las Peñas de Riglos ya que se extendió rápidamente por el fuerte viento, quemando 13 hectáreas de matorral y campos de cultivo, y llegó a acercarse a poco más de un kilómetro del pueblo, amenazando la zona del cementerio y del centro de interpretación. Afortunadamente, los medios aéreos y terrestres desplegados por el Gobierno de Aragón y el Ministerio, junto con la colaboración de los propios vecinos, lograron controlarlo a tiempo. De noche se quedó un retén de Bailo y una autobomba de Sabiñánigo en la zona para asegurarse de que no se reaviva.

Incendio cerca de los Mallos de Riglos
 Incendio cerca de los Mallos de Riglos



"Lo hemos podido apagar pero ha habido momentos críticos. Hasta que han llegado los medios externos, los vecinos hemos estado intentando sofocarlo con palas, picos y con lo que hemos podido. Lo malo era el viento, porque soplaba muy fuerte en dirección hacia el pueblo", explicó el alcalde de Las Peñas de Riglos, Francisco Torralba, quien se mostró aliviado "porque nos hemos llevado un gran susto todos".

El incendio se declaró alrededor de las 14.30 en la carretera de acceso a Riglos, después del desvío de la A-132. Por causas desconocidas empezó a arder la margen de la vía y las llamas se propagaron por campos de cultivo y matorral. "Hacía bastante viento y se ha extendido muy rápido", aseguró el alcalde. Una densa humareda alarmó a los vecinos de otras poblaciones cercanas ya que era visible desde varios kilómetros de distancia.

Al lugar fueron desplazadas la unidad helitransportada de Peñalba, un helicóptero del Ministerio de Medio Ambiente, cuatro retenes de Riglos, Huesca y Bailo y cuatro agentes para la protección de la naturaleza de la DGA, además de bomberos del Ayuntamiento de Huesca y voluntarios de Protección Civil de la Hoya con base en Ayerbe.

Torralba confía en que no vuelva a reproducirse "porque ha quedado todo bastante bien apagado". Además, espera que la Guardia Civil y el Gobierno de Aragón investiguen los hechos ya que es el tercer incendio de similares características que sufren en lo que va de año "y esta vez ha estado muy cerca de originar una algarada gorda porque el matorral estaba muy seco y además el día era muy propicio con el aire que hacía". En todos los casos se han originado en la cuneta de la carretera de acceso, lo que les hace "sospechar" que no hayan sido causas naturales. "No sé si pueden ser descuidos de gente que tira colillas o de alguien malintencionado", apuntó.

El alcalde de Las Peñas de Riglos no entiende qué motivación podría tener alguien en provocar un fuego de forma intencionada en la zona. "Aquí no puede haber intereses madereros después de que en el año 2001 se quemara todo el monte", recordó.

martes, 17 de octubre de 2017

La DGA desactiva la patrulla canina antiveneno


Esta unidad especializada se había formado en 2011 como un mecanismo puntero que sirvió de ejemplo a otras comunidades.
M. Tragacete Zaragoza17/10/2017


Cuando en agosto de 2011 se puso en marcha la patrulla canina antiveneno, el Gobierno de Aragón se deshizo en elogios. El consejero del área de Medio Ambiente y Sostenibilidad de turno se hizo la foto de rigor junto a los cinco perros que debían detectar cebos envenenados y evitar así la muerte de ejemplares de fauna salvaje. Entonces, nada parecía augurar el final, al menos momentáneo, que ha tenido una unidad innovadora en España que atrajo hasta la Comunidad a expertos que querían aprender cómo se trabajaba para intentar erradicar los envenenamientos que cada año se cobran cientos de vidas animales.

El departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón confirma la desactivación de la patrulla canina pero no aclara cuándo se hizo efectiva la decisión. Algunas fuentes conocedoras del asunto precisan que fue en diciembre de 2016 cuando dejó de funcionar. Desde la consejería que dirige Joaquín Olona refieren que la unidad se encuentra "paralizada" en este momento porque se está reformulando, ya que los resultados obtenidos por la misma hasta ahora no han sido "satisfactorios" para los responsables del área. "Además es necesario renovar el equipo de animales, ya que por su edad elevada ya sólo se contaba con uno", agregan.

La patrulla canina antiveneno de Aragón en una foto de 2012.

La patrulla canina antiveneno de Aragón en una foto de 2012.

La patrulla canina antiveneno de Aragón en una foto de 2012.

Presentación oficial de la unidad canina, en 2012. | DGA



La unidad empezó a funcionar en el verano de 2011 y se presentó oficialmente en la primavera de 2012. Cinco perros especialmente adiestrados para la detección de cebos envenenados formaban parte del proyecto, que nació con cargo a los fondos europeos del proyecto Life Antídoto, un programa que también funcionaba en el parque nacional del Gran Sasso y Montes de Laga, en Italia, y en Andalucía.

Entre agosto de 2011 y abril de 2015, según datos del Gobierno de Aragón, la unidad canina realizó 176 actuaciones en todo Aragón, de las que 119 fueron “preventivas” y 57 se consideraron “urgentes”. En ese tiempo, expertos en materia medioambiental procedentes de Castilla y León, La Rioja y Navarra se interesaron por la labor de la unidad canina, que estaba a cargo de un guía especializado y colaboraba estrechamente con los agentes de protección de la naturaleza aragoneses, encargados de velar por el patrimonio natural del territorio.

La unidad canina actuaba en todo Aragón. Funcionaba de forma itinerante: cada semana se desplazaba a una zona de la Comunidad, a veces con avisos previos de aparición de cebos envenenados y otras ocasiones para realizar labores preventivas. A juicio de Javier Escorza, presidente de la Asociación de Agentes para la Protección de la Naturaleza en Aragón (Aapna), la labor preventiva que realizaba la unidad era fundamental. "Para nosotros suponía una herramienta más para luchar contra los envenenamientos", indica Escorza, que opina que la patrulla no debería suprimirse ya que se había creado y se había tenido con ella una experiencia "positiva". "Consideramos el veneno un problema tan grave que cualquier herramienta que ayude a luchar contra él es positiva", sentencia Escorza.


Episodio de envenamiento en Utebo

La desactivación de la unidad saltó a los medios de comunicación casi por casualidad hace unas semanas debido a un episodio de envenenamiento ocurrido en Utebo. El 25 de septiembre, un vecino de la localidad zaragozana comunicó a su ayuntamiento que en la calle de Amadeo Navarro había encontrado varios gorriones muertos. Se envió al lugar a una patrulla de la Policía Local, que encontró un total de 15 pájaros con síntomas de envenenamiento. "Pusimos entonces en marcha el protocolo para estos casos: avisamos al Seprona y se personó una patrulla de la Guardia Civil de Casetas que corroboró las sospechas de envenenamiento, por lo que actuó como policía judicial y recogió los cuerpos de los animales para mandarlos al centro de La Alfranca para analizarlos", explica Rubén Estévez, concejal de Medio Ambiente de Utebo.

Las necropsias no dejaron lugar a dudas: los gorriones habían muerto envenenados. "Me dijeron que los animales habían bebido o comido el veneno y que habían muerto tres o cuatro segundos después, lo que me dejó muy preocupado", cuenta Estévez. El concejal decidió entonces ponerse en contacto con el departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón para solicitar que la patrulla antiveneno acudiera a Utebo para intentar localizar la fuente del envenenamiento pues consideraba que existía un peligro fundado para las personas, sobre todo para los niños. Fue durante esta llamada cuando le comunicaron que la unidad no funcionaba desde hacía meses, "una nefasta noticia" según Estévez, ya que se trataba de "un servicio muy útil" para los ayuntamientos de Aragón con este tipo de episodios.

Izquierda Unida, formación a la que pertenece Rubén Estévez, registró hace unos días una pregunta en las Cortes de Aragón para que el consejero Olona de explicaciones en el hemiciclo sobre la situación en la que se encuentra la unidad canina aragonesa.

El día después del episodio del envenenamiento, el Ayuntamiento de Utebo organizó un dispositivo de búsqueda, en el que se integraron guardias civiles, agentes de la Policía del municipio y bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ), para intentar localizar el veneno. Se buscó en la calle en la que aparecieron los gorriones y en los alrededores. Se inspeccionaron rincones, balcones, tejados... y el veneno no apareció. En el municipio no se ha dado ningún otro caso de características similares durante las últimas semanas.

Gestión Forestal prolonga el periodo de riesgo de incendios hasta el 1 de noviembre

No se podrá hacer uso del fuego, tal como quemas de restos de poda o barbacoas, hasta pasada esta fecha
El motivo es el estado del combustible del monte, que está más seco de lo habitual en esta época del año

Riesgo de incendios


La dirección general de Gestión Forestal, Caza y Pesca del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha creído conveniente modificar la Orden anual de incendios, prolongando la época de peligro desde el 15 de octubre, fecha  en la que estaba previsto que finalizara, hasta el día 1 de noviembre (inclusive).

La situación de sequía producida durante el verano 2017, especialmente en los meses de septiembre y octubre, ha provocado que los combustibles de gran parte de nuestros montes y cultivos se encuentren en un estado de sequedad inusual para esta época del año.

En estas condiciones, la realización de determinadas actuaciones de uso del fuego, ya sea para la eliminación de restos vegetales, quemas en superficies agrícolas o con carácter recreativo, cultural o similar; entraña un riesgo que puede evitarse mediante la prórroga planteada. En las condiciones actuales existe una elevada probabilidad de que se produzca un comportamiento del fuego más intenso y virulento del esperado en estas quemas, la pérdida de control del fuego e incluso su escape y evolución a incendio forestal. Esta situación aconseja posponer la realización de todos los usos que la actual regulación permite fuera de la época de peligro, a un momento en el que nuestros montes se encuentren en mejores condiciones.

Desde el Departamento, se recuerda que a fecha de hoy continúan todavía activas un total de 45 de 62 cuadrillas terrestres para la lucha contra incendios, 21 de las 39 autobombas forestales, 8 cuadrillas helitransportadas y 3 helicópteros, así como todos los medios propios del Gobierno de Aragón (Agentes para la Protección de la Naturaleza, personal técnico, etc). Mediante esta modificación el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad hace uso de la habilitación que le concede la legislación básica en materia de montes para regular mediante una orden anual los periodos de peligro y las condiciones especiales de empleo del fuego, así como la adopción de otras medidas preventivas. En este sentido, la Orden  DRS/107/2017, de 31 de enero, establecía ya el periodo de peligro del 16 de marzo al 15 de octubre, que ahora se ve ampliado por dos semanas más.

Ante cualquier duda respecto a los efectos de esta prórroga o cualquier condición para el empleo del uso del fuego, los ciudadanos pueden dirigirse a las Oficinas Comarcales Agroambientales distribuidas por las tres provincias aragonesas y a los servicios provinciales.

domingo, 8 de octubre de 2017

Sostenibilidad alerta del peligro de las balsas de agua forradas de plástico para la fauna silvestre



Agentes para la Protección de la Naturaleza han rescatado a dos tejones en Costean

La pasada semana, Agentes para la Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, adscritos a la comarca del Somontano de Barbastro, rescataron dos tejones que habían caído a una balsa de agua en el municipio de Costean. La balsa se encontraba vacía por mantenimiento y gracias a ello los animales no perecieron ahogados, aunque de no haber sido rescatados probablemente habrían muerto.

El aviso fue dado por un particular que llamó al Centro de Emergencias del 112, desde donde se movilizó a los APNs.

Al llegar a la balsa, los agentes pudieron comprobar que los animales no podían salir por sus medios, debido a la pendiente de los taludes y por estar forrada con plástico muy resbaladizo. Los tejones se encontraban con evidentes síntomas de debilidad, dado que presumiblemente llevaban muchas horas intentando salir de la mortal trampa. Se trata de animales que al estar acorralados pueden intentar defenderse, llegando a herir a sus rescatadores si no se toman las debidas precauciones. Los agentes actuaron con todas las cautelas para no herir a los animales, procediendo a colocar un vallado próximo en uno de los taludes de la balsa y acorralando a los animales para obligarles a salir a través de él.

No es la primera vez que los APNs rescatan ejemplares de especies de fauna, tanto silvestre como doméstica, en este tipo de balsas. Desgraciadamente, en la mayoría de las ocasiones, casi todos los ejemplares son recogidos ahogados.

Desde la Dirección General de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón se insta a los propietarios, concesionarios y usuarios de este tipo de balsas para que sean valladas adecuadamente para impedir el acceso de animales y personas. Asimismo, recomiendan colocar cualquier sistema que permita la salida en el caso de caer dentro.

Tejones rescatados en Costean por Agentes para la Protección de la Naturaleza



Resultado de imagen de heraldo

Balsas convertidas en trampas mortales

La DGA alerta del peligro de los depósitos de agua forrados con plástico, donde han muerto personas y animales 


En diciembre de 2016, un cazador de Zaidín de 36 murió ahogado en una balsa de riego cuando intentó rescatar a uno de sus perros que había caído al agua. El depósito, impermeabilizado con una lona de plástico, era tan resbaladizo que no puso salir. Tres meses después, un vecino de Almunia de San Juan de 59 años falleció en similares circunstancias. También intentó salvar a su perro de una balsa utilizada por el Ayuntamiento para almacenar el agua de la red de abastecimiento urbano. Paradójicamente, la mascota logró sobrevivir a su dueño.

A estas dos tragedias humanas se suma la muerte de muchos animales que quedan atrapados en el agua, sin posibilidad de salir, hasta el punto de que ayer, la Dirección General de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón alertó del peligro que suponen las balsas forradas de plástico e instó a los propietarios, concesionarios y usuarios a que las vallen adecuadamente para impedir el acceso de animales y personas. Al mismo tiempo, recomendó colocar cualquier sistema que permita la salida en el caso de caer dentro.

Y es que la pasada semana, Agentes para Protección de la Naturaleza de la comarca del Somontano de Barbastro rescataron dos tejones en el municipio de Costean. Por suerte, la balsa se encontraba vacía porque se estaban haciendo labores de mantenimiento. Los animales no se ahogaron, aunque, según el departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, «de no haber sido rescatados probablemente habrían muerto».

Un particular dio aviso al 112, que movilizó a los agentes. Según explicó la consejería, al llegar vieron cómo los tejones no podían salir solos, debido a la pendiente de los taludes y a que al estar forrada de plástico era una superficie muy resbaladiza. «Los tejones se encontraban con evidentes síntomas de debilidad, dado que presumiblemente llevaban muchas horas intentando salir de la mortal trampa», explicaron.

No fue fácil sacarlos, pues al sentirse acorralados pueden intentar defenderse y herir a sus rescatadores, por lo que los agentes tomaron precauciones para no herir a los animales: colocaron un vallado en uno de los taludes de la balsa y los acorralaron para obligarles a salir.

La Dirección General de Sostenibilidad ha recordado que no es la primera vez que los agentes de protección de la naturaleza rescatan ejemplares de especies de fauna, tanto silvestre como doméstica, en este tipo de balsas usadas para el riego o el bastecimiento urbano. «En la mayoría de las ocasiones, casi todos los ejemplares son recogidos ahogados», precisaron. Y, desgracidamente, tambien para las personas pueden ser trampas mortales.

miércoles, 4 de octubre de 2017

CONCENTRACIÓN DE AGENTES PARA LA PROTECCIÓN DE LA NATURALEZA EN ZARAGOZA, FRENTE AL PIGNATELLI


Resultado de imagen de tve1 aragon




Los forestales exigen continuar en el operativo de incendios

Resultado de imagen de heraldo


Un centenar de Agentes para la Protección de la Naturaleza de la DGA se manifiestan frente al Pignatelli para pedir más y mejores medios para vigilar el monte y la fauna

Casi un centenar de Agentes para la Protección de la Naturaleza se han manifestado este miércoles a las puertas del Pignatelli

un centenar de Agentes para la Protección de la Naturaleza se han manifestado este miércoles a las puertas del Pignatelli

Este miércoles es el día de San Francisco de Asis, patrón del medioambiente, de la ecología y de los animales. Y en una jornada tan significativa para ellos, los Agentes para la Protección de la Naturaleza (APN) han sacado sus reivindicaciones a la calle, en un momento en el que temen que se les desvincule del operativo de incendios y dejen de ser los responsables, como hasta ahora, de las cuadrillas forestales y los trabajos de prevención de incendios que realizan los trabajadores de la empresa pública Sarga.

Esta es una de las principales demandas que ha reunido a más de un centenar de forestales a las puertas del edificio del Pignatelli, vestidos con ropa de trabajo y bajo el lema ‘APNs en extinción’, que estaba escrito en la pancarta que presidía la protesta, convocada por los sindicatos UGT y CC. OO., mayoritarios en este sector. La presencia de este número de profesionales supone la participación en la movilización de casi una tercera parte de la plantilla, que en estos momentos la forman 330 agentes.

Estos funcionarios, según ha explicado el representantes de UGT, Antonio Villoro, son “parte indispensable” de la lucha contra el fuego en los montes y actúan como directores de extinción cuando el fuego no afecta a grandes superficies ni supone un gran riesgo, además de investigar las causas que los provocan. Lo que ahora denuncian es que se les quiere apartar de esta labor que vienen ejerciendo desde hace más de cuatro décadas en Aragón “sin ningún tipo de explicación ni negociación”.

Este cambio aparece recogido en el proyecto del nuevo plan de protección civil que salió a exposición al público el pasado julio. Por este motivo exigen al Gobierno aragonés que abra una mesa de negociación donde se traten sus carencias y cualquier pretensión de variar sus condiciones laborales.

Más efectivos y renovación de vehículos
Los problemas no se restringen a su posible desvinculación del operativo de incendios. También reclaman más personal y más medios. El número de forestales de la DGA se ha reducido de los 405 que había en la década de los 80 a los actuales 330. Además, consideran que el porcentaje de interinidad es excesivo al no ofertarse las suficientes plazas en oposición y la distribución de efectivos no responde a las necesidades actuales.

La flota de vehículos que utilizan en su día a día también es deficitaria. A los actuales 220 vehículos, según los portavoces sindicales, deberían sumarse al menos otros 40 para disponer de un número suficiente. Además, hay 180 de ellos que tienen una antigüedad media de 15 años y más de 300.000 kilómetros. Una red de emisoras obsoleta con grandes zonas de sombra y la falta de teléfonos corporativos, lo que obliga a los agentes a utilizar sus móviles personales, son otras de las penurias que denuncian.


Antonio Villoro, de UGT, y Juan Miñana, de CC. OO., también han llamado la atención sobre que tras un año marcado por el asesinato de dos agentes forestales en Lérida, en Aragón no se ha producido ningún avance en materia de seguridad. El ejemplo más flagrante es que a estas alturas ni siquiera existe un protocolo de actuación para los agentes encargados de la vigilancia de la caza.

Resultado de imagen de el periodico de aragon
concentración de los agentes forestales


Los Agentes para la Protección de la Naturaleza (APN) exigirán hoy, en una concentración en el Pignatelli, a las 11.30 horas, que no se les desvincule del operativo de incendios. Convocados por UGT y bajo el lema APNs en Extinción, el colectivo reclama una mesa de negociación donde se traten sus carencias y condiciones laborales.



Resultado de imagen de diario del altoaragón

Los Agentes de Protección de la Naturaleza exigen que no se les desvincule del operativo de incendios


El colectivo, concrentrado hoy, también reclamará que se convoque una mesa de negociación

ZARAGOZA.- Los Agentes para la Protección de la Naturaleza han exigido que no se les desvincule del operativo de incendios, motivo por el cual se van a concentrar este miércoles, 4 de octubre, convocados por FESP UGT y CC.OO., a las 11.30 horas, a las puertas del Edificio Pignatelli, sede del Gobierno autonómico, bajo el lema 'APNs en Extinción'.

  Con esta movilización, también reclamarán que se convoque una mesa de negociación "donde se traten sus carencias y cualquier pretensión de modificar de sus condiciones laborales", han explicado en una nota de prensa CC.OO. y UGT.

Estos funcionarios, repartidos por toda la geografía aragonesa, "son parte indispensable del mismo al actuar como director de extinción en caso de siniestro y como responsables de dirigir las cuadrillas forestales y los trabajos de prevención de incendios, así como de investigar las causas que los provocan".

Los técnicos y los responsables políticos del Gobierno de Aragón "alaban las bondades de un modelo de operativo que es puesto de ejemplo en toda España por su alta eficacia y bajo coste relativo, con más de 40 años de implantación en Aragón".

Sin embargo, no han explicado "técnicamente la razón de los cambios propuestos, pretenden apartar a un colectivo de contrastada profesionalidad y experiencia en prevención y extinción de incendios forestales y los mejores conocedores del monte, lo que resulta vital para planificar la extinción con seguridad y eficacia", han esgrimido ambos sindicatos.

NINGÚN AVANCE

Ambas organizaciones sindicales han comentado que tras un año marcado por el asesinato de dos agentes forestales en Lérida, "no se ha producido ningún avance en materia de seguridad" y "no existen protocolos de las distintas tareas que permitan adaptarse a la legislación de prevención de riesgos laborales, siendo el ejemplo más flagrante la ausencia de un protocolo de actuación para los agentes encargados de la vigilancia de la caza".

A todo lo anterior se unen la reclamación de más y mejores medios y condiciones laborales, han apuntado, ya que el número de funcionarios se ha reducido en más de 75 efectivos en los últimos años, "el porcentaje de interinidad es excesivo al no ofertarse las suficientes plazas en oposición y la distribución de efectivos no responde a las necesidades actuales".

Desde UGT y CC.OO. han añadido que el parque de vehículos "es claramente insuficiente y su antigüedad supone un peligro para los agentes forestales y el resto de usuarios de las vías públicas".

Igualmente, han dicho, hay una carencia en los sistemas de comunicaciones, "con una red de emisoras obsoleta con grandes zonas de sombra, y sin teléfonos corporativos para todos los agentes, de equipamiento informático, óptico y tecnológico, de oficinas comarcales modernas, de ropa de trajo adecuada y de una imagen corporativa".