llamanos

¿Fauna salvaje en dificultades o muerta?
¿Incendios forestales?
¿Infracciones contra la seguridad ambiental, caza, pesca, vertidos?
¡¡LLÁMANOS!!
112 SOS ARAGÓN

¿Cualquier tema relacionado con el medio ambiente?
Pregunta por nosotros:
Centralita Gobierno de Aragón 976714000
OFICINAS COMARCALES DEPARTAMENTO DR Y SOSTENIBILIDAD


AGENTES FORESTALES

La AAPNA es la asociación profesional de los AGENTES FORESTALES del Gobierno de Aragón

LEY 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

q) AGENTE FORESTAL: Funcionario que ostenta la condición de Agente de la autoridad perteneciente a las Administraciones Públicas que, de acuerdo con su propia normativa y con independencia de la denominación corporativa específica, tiene encomendadas, entre otras funciones, las de policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de policía judicial en sentido genérico tal como establece el apartado 6º del artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

La AAPNA forma parte de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medio Ambientales AEAFMA y de la International Ranger Federation IRF

ÍNDICE DE PÁGINAS DEL BLOG

martes, 31 de enero de 2017

Un informe pericial ya recomendaba en 2014 que Agentes Rurales fueran armados


http://www.lavanguardia.com/

31/01/2017 18:52
Girona, 31 ene (EFE).- Un informe pericial elaborado en 2014 ya alertaba de la "necesidad vital" de que los Agentes Rurales, a nivel estatal, llevaran armas ante "las contingencias que puedan producirse durante una intervención y producto de las reacciones nunca previstas de las personas que están siendo intervenidas".

El autor del informe, Emilio Bolea, era instructor en el uso de la fuerza para cuerpos y fuerzas de seguridad tanto españolas como extranjeras, y director del Centro de Investigación en el Uso de la Fuerza TDPE, creador de protocolos policiales en táctica, técnica y elementos de dotación.

Tras el asesinato el pasado día 21 de enero de dos Agentes Rurales en Aspa (Lleida) a manos de un cazador que acumulaba infracciones, se ha reabierto el histórico debate de la dotación que deben llevar los agentes.

Este cuerpo, heredero de las funciones de Guardería Forestal del Estado que en 1983 fue transferida a las comunidades autónomas, estaba dotado tanto con armas largas como cortas, aunque estas últimas fueron desapareciendo y en Cataluña hasta el día del asesinato sólo se llevaban armas largas en los controles antifurtivismo.

En 2013, la Intervención de Armas de la Guardia Civil de Castilla y León elaboró un informe que pedía la retirada de las armas cortas a los Agentes Medioambientales de la Junta por falta de garantías de custodia.

Éste fue el detonante para que la Asociación Española de Agentes Forestales y Medio Ambientales (AEAFMA) solicitara al perito judicial en el uso de la fuerza que elaborara un informe sobre la necesidad o no de ir equipados con material específico, tanto de defensa como de retención.

A raíz de este informe, 110 Agentes de Cataluña pidieron de forma individual, a través de un escrito a la Secretaría General de Agricultura, que los dotara de medios de defensa y protección y específicamente de arma corta, para trabajos que comportan el ejercicio de la autoridad, como inspecciones de caza y pesca, entre otros, pero no obtuvieron respuesta.

Bolea, que asegura en el escrito que "la necesidad viene marcada por la obligatoriedad", deja claro que cualquier tipo de agente de la autoridad que realice funciones de prevención y persecución de delitos tipificados por el código penal y por las normativas vigentes "necesita los elementos de dotación adecuados para hacer dichas funciones de forma segura y eficaz".

Ya advertía en aquel momento que "las consecuencias de los riesgos de no dotar de las armas necesarias adaptadas a los servicios de los agentes forestales son numerosas", tanto jurídicas como tácticas y técnicas, que derivan "en peligros para la integridad física del agente y de terceras personas".

Entre las competencias de los agentes forestales, está la de proteger la fauna y flora y la normativa que regula las actividades cinegéticas.

Quienes atentan contra la Ley usando para ello medios potencialmente peligrosos necesarios para su actividad delictiva son los furtivos, quienes según Bolea, hacen uso de armas de fuego de gran calibre.

Para el perito, "es obvio imaginar el peligro que supone este tipo de delincuente, con este tipo de arma, la ventaja táctica que tiene y la necesidad que implica para los agentes forestales el contar con un medio equiparable defensivo en caso tanto de necesidad defensiva inmediata como por persecución".

Por todo ello, consideró "necesario y congruente dotar a los agentes forestales de un arma larga de características que confieran su defensa adaptada a la fuente de riesgo".

Además, destacó la necesidad defensiva ante agresiones ilegítimas en el ejercicio de sus funciones, ya que han de hacer cumplir la Ley a través de identificaciones, controles y, en ocasiones, detener a las personas que transgreden la Ley.

"Como para cualquier agente de la autoridad, estas intervenciones pueden derivar en situaciones de riesgo físico al aumentar la agresividad de las personas a controlar, que en ocasiones implican agresiones directas a las que han de defenderse", aseguraba el perito.

Su informe también avala la necesidad de llevar grilletes porque si el resultado de la intervención del agente es la detención y el detenido no tiene restringidos sus movimientos, el agente está sometido a su voluntad cooperativa, y al verse en tal situación, puede optar por la huida.

Esta huida, según Bolea, "para producirse con éxito, debe pasar por una necesaria agresión al agente rural que le produzca la inhabilitación momentánea o permanente de la reacción que impida tal fuga".

Para el experto "una falta de medios puede ocasionar que, al no haber elementos intermedios de uso de fuerza, ésta sea excesiva o, en su defecto, peligrosa para el agente y para las personas que debieran proteger". EFE

Entrevista al presidente de ASPARC en Lleida TV

ENTREVISTA - Francesc Coll
Lleida al Dia / LLEIDA AL DIA - 31 DE GENER DE 2015

31/01/2017

http://lleidatelevisio.xiptv.cat/


video

sábado, 28 de enero de 2017

Más seguridad para las intervenciones de los Agentes Forestales en Cataluña

Resultado de imagen de antena 3 noticias

http://www.atresplayer.com/

Más seguridad para las intervenciones de los Agentes Forestales en Cataluña, donde ya se ha implantado la norma de salir al campo en tríos, con chalecos antibalas y armas de fuego.

video

viernes, 27 de enero de 2017

Más seguridad para los Agentes Rurales

http://web.gencat.cat/es/

Las inspecciones ordinarias de caza se realizarán en condiciones similares con que se desarrollan los servicios de antifurtivismo

agentes

El Departamento de Agricultura Ganadería Pesca y Alimentación, a través del Cuerpo de Agentes Rurales (CAR), ha hecho llegar una instrucción a todos sus miembros para implementar medidas adicionales de seguridad y elementos de defensa personal a las inspecciones ordinarias en materia de caza.

La adopción de medidas de seguridad se toma de manera temporal a la espera de que un grupo de expertos en seguridad pueda asesorar el Cuerpo de Agentes Rurales sobre cuáles son los elementos concretos y más efectivos para reforzar y garantizar la máxima seguridad en las diferentes actuaciones que realizan en materia de conservación y protección del medio ambiente del país. Esta instrucción entra en vigor y mientras tanto se revisarán los procedimientos y se implantarán las medidas correctoras para avanzar en todo aquello que tiene que ver con las condiciones en las cuales los Agentes Rurales desarrollan sus actividades.

De manera temporal y hasta la decisión del grupo de expertos, las inspecciones ordinarias de caza se realizarán en condiciones similares con que se desarrollan los servicios de antifurtivismo, es decir, los agentes irán en grupos de 3, llevarán chalecos antibalas y un arma defensiva.

El homicidio de dos agentes rurales en acto de servicio durante una inspección ordinaria de caza el pasado día 21 de enero en Aspa (Segrià) ha hecho del todo necesario iniciar un proceso de revisión inmediata de las medidas de seguridad y los elementos de defensa personal establecidos actualmente en procedimientos de trabajo del Cuerpo de Agentes Rurales.


Resultado de imagen de tve1 Portada A la Carta

La Generalitat de Catalunya adopta medidas de seguridad para las inspecciones de caza que realicen los agents rurals.

http://www.rtve.es/alacarta/

video

Declaraciones del presidente de la AEAFMA en ONDA CERO

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE LA AEAFMA

Rubén Cabrero: "Los agentes forestales debemos llevar una dotación mínima de seguridad"

Tras la detención de un cazador por matar a tiros a dos agentes rurales en Lleida, hablamos con Rubén Cabrera, presidente de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales, para descubrir más detalles sobre el transcurso de los hechos. "Estamos ante un caso de asesinato en toda regla" opina.http://www.ondacero.es/programas/julia-en-la-onda/
video

Desarmados en el Salvaje Oeste del campo español: así se sienten los guardas forestales

Resultado de imagen de el confidencial logo
http://www.elconfidencial.com/


Las agresiones y amenazas contra los forestales se han multiplicado en los últimos años. Todos quieren más protección y algunos reclaman poder usar armas de fuego

Foto: Un agente forestal toma muestras para investigar las causas de un incendio. (EFE)
Un agente forestal toma muestras para investigar las causas de un incendio. (EFE)
Semana sí, semana no, alguien encañona a un guarda forestal con un arma en algún lugar de España. En Madrid, dejaron a uno atado en mitad del monte. En Asturias, quemaron un coche patrulla hasta calcinar las ruedas y arrojaron el cuerpo de un lobo decapitado sobre otro vehículo. En Extremadura, intentaron apuñalar a un tercero durante un control rutinario. En la Comunidad Valenciana, aparecieron pintadas amenazantes en la casa familiar de otro de ellos. En Andalucía, una pareja que iba de patrulla presenció cómo les destrozaban el coche desde su interior, donde se habían refugiado segundos antes para evitar que los linchasen con palos. En Cantabria, unos motoristas le pegaron una paliza y después lo atropellaron. En Castilla-La Mancha, los corrieron a pedradas…
Los ataques contra los diferentes cuerpos autonómicos de la Guardia Forestal y Medioambiental se han recrudecido en los últimos años, pero nunca había ocurrido algo como lo que sucedió el pasado sábado 21 de enero, cuando Ismael Rodríguez Clemente, un chico de 28 años que había salido a cazar con la licencia caducada, pegó cuatro tiros en la cabeza a dos agentes rurales en Aspa (Lleida), en un crimen sobre el que todavía hay muchos interrogantes. “Llevamos mucho tiempo diciendo que antes o después iba a pasar algo así por la escasa regulación que hay y porque estamos desprotegidos. Nosotros hace poco nos tuvimos que tirar al suelo durante una montería y nos pasaron las balas a un metro”, asegura un veterano del cuerpo en plena sierra de Guadarrama.
"No se puede conducir borracho, pero sí se puede disparar borracho. Esto lo vemos a menudo"


Las cifras pueden ser tramposas porque muchos incidentes no acaban siendo reportados, pero los agentes consultados aseguran que las agresiones y accidentes se han multiplicado en los últimos años. “Las agresiones graves, las denunciadas, han pasado de ser cinco en 2015 a 10 en 2016. Es un tema que llevamos reclamando desde hace tiempo porque no tenemos ninguna protección”, comenta Pedro Bécares, forestal del Sindicato de Funcionarios (CSIF). Se ven a sí mismos como el único cuerpo de funcionarios con labores policiales que no tiene medios para defenderse. En un entorno, además, en el que mucha gente va armada y en el que la ayuda, cuando la necesitan, puede tardar horas en llegar. “El que sale a coger setas lleva una navaja, el pescador lleva un cuchillo y los cazadores... No se trata de criminalizarlos, pero son la comunidad armada más grande del país y, como en cualquier otro colectivo, hay gente conflictiva. A veces hay situaciones tensas con gente armada... y sin testigos. Te sientes un poco como en el Salvaje Oeste”.
En un cuerpo de más de 6.500 agentes, hay variedad de opiniones. “Algunos pensamos que no necesitamos armas de fuego, sino un entrenamiento en defensa personal y luego protección pasiva: chalecos anticortes o antibalas, esposas, algún tipo de 'spray' para reducir a la gente..”, explica el agente madrileño. También propone que se introduzcan nuevas normas de prevención, como controles de alcoholemia para cazadores. “No se puede conducir borracho, pero sí se puede disparar borracho. Esto lo vemos a menudo”, dice. Él y su compañero, afirma, se ven obligados a intervenir a menudo, a poner multas o pedir documentos a grupos de personas armadas, como las bandas que expolian las setas, o los propios cazadores furtivos. “Si te rodea un grupo de gente con navajas en la mano y el ambiente se pone tenso, nosotros lo único que podemos sacar es un bolígrafo y una libreta”, dice.

"Queremos armas"

Rubén Cabrero, presidente de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA), aboga directamente por dotar al cuerpo de armas cortas. “No quiere decir que todos tengamos que llevarlas siempre, pero al menos que nos den esa posibilidad en determinados operativos, y que nos incluyan en la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”, dice. Cabrero recuerda que el viejo Cuerpo de Guardería Forestal del que derivaron las diferentes versiones autonómicas era un cuerpo armado. “Al transferir las competencias, la tendencia fue ir retirando de forma progresiva las armas de forma incomprensible. Y nuestras funciones no solo no han disminuido, sino que han aumentado. El proceso culmina en noviembre de 2013, cuando son retiradas las últimas armas cortas a los agentes medioambientales de Castilla y León”.
El proceso de desarme culminó en noviembre de 2013, cuando se retiraron las últimas armas cortas


Sobre la ola de rabia e indignación provocada por el asesinato doble, en Cataluña el debate está avanzando más rápido. Allí ya se está negociando una resolución que acabará dotando de más capacidades a su cuerpo (los Agentes Rurales) para utilizar armas. Ya estaban un paso por delante del resto, al disponer de carabinas modelo Marlin que solo estaban autorizados a utilizar en los dispositivos antifurtivo. “En España hay cerca de 1,5 millones de licencias de armas y tres millones de licencias de caza. También hay auténticas bandas organizadas de recolección y venta de setas. Además, nos movemos en unas condiciones de aislamiento que no hay en el entorno urbano, a menudo sin cobertura, sin poder pedir ayuda y teniendo que apearse del vehículo. Ponerle a alguien una multa seria en situaciones así no es fácil”, insiste Cabrero.
Algunos forestales subrayan que los cazadores no son siempre su principal preocupación, aunque sean los más y mejor armados. “Últimamente nos dan guerra por ejemplo los de las motos, que se meten a conducir por los caminos los fines de semana. Nos pasa que cuando les das el alto te apartan de una patada y siguen”. Otros grupos que pueden convertirse en conflictivos, dicen, son los propietarios de edificaciones ilegales o los propios agricultores, con quienes tienen peleas de tanto en tanto.

"Se creen que son el 'sheriff"

“A veces cuesta que algunos entiendan y cumplan la normativa medioambiental. Y luego hay problemas que se repiten. Por ejemplo, con los ataques de lobos, que tenemos que certificar nosotros. Si vemos que la mordida al ganado es de un perro salvaje o de otro animal, el propietario no tiene indemnización, y se suelen enfadar mucho”, dice. “No queremos culpar a ningún colectivo. Por lo general la gente es razonable y amable pero, claro, gente problemática hay en todos los sitios. Y en el campo te pueden encañonar y no hay nadie mirando. Si un furtivo te amenaza, no tienes más remedio que darte la vuelta”.
Los agricultores y habitantes del entorno rural consultados no tienen queja del trabajo de los forestales y muchos apoyan sus reclamaciones, aunque critiquen el aumento de regulación medioambiental y las multas. “Si tuvieran más autoridad, como el Seprona, podrían meter mano a las mafias de las setas, donde hacen falta. Pero a veces tocan las narices porque no entienden que en mi finca yo estoy en mi casa y hago lo que quiero. Ponen algunas multas que son tonterías y hay algunos arrogantes, que se meten donde no saben y se creen que son el 'sheriff”, dice otro.
Lo ocurrido el pasado fin de semana es un hecho aislado, único, que no creemos que se solucione armando a los agentes


Desde la Oficina Nacional de la Caza (ONC) no tienen una posición definida, ya que están pendientes de una reunión. “En todo caso, lo ocurrido el pasado fin de semana es un hecho aislado, único, que no creemos que se solucione armando a los agentes. Y, por supuesto, queremos mostrar nuestro apoyo incondicional al colectivo de agentes rurales”.
Cabrero se queja también de la respuesta de las autoridades ante sus problemas. “Al Ministerio del Interior le hemos solicitado en numerosas ocasiones la modificación del reglamento de armas para habilitar el uso de arma corta en acto de servicio. No ha habido respuesta, pese a ser una reivindicación histórica de esta asociación”. Tras el duro mazazo por la muerte de dos compañeros, entre los agentes rurales catalanes crece la sensación de que el doble asesinato podría traer los cambios que llevaban tanto tiempo reclamando. “Es una pena que tenga que ocurrir una tragedia para que por fin se escuche nuestra voz”.



jueves, 26 de enero de 2017

UGT denuncia la desprotección de los forestales que vigilan a los cazadores




Tras el asesinato de dos agentes forestales en Lérida a manos de un cazador, el sindicato UGT en Aragón denunció ayer lo que consideran una «deficiencia en la evaluación de riesgos laborales» en las tareas de los Agentes para la Protección de la Naturaleza (APN). Entre las más destacadas señalan que no se ha identificado el riesgo de agresiones físicas y la ausencia de protocolos de actuación en vigilancia de caza.

El sindicato demanda por este motivo al departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón la convocatoria urgente de la mesa técnica del sector para para exigir «la revisión de los protocolos de evaluación de riesgos, la dotación adecuada de medios y formación».

Las carencias en cuestiones de seguridad, según UGT, también se extienden a la inexistencia de medios de disuasión o a las graves deficiencias en la red de emisoras y de telefonía móvil que impiden la comunicación permanente con el personal de apoyo en oficinas. Igualmente suman el riesgo de tener que realizar vigilancias en horarios nocturnos o la falta de una imagen corporativa clara en los vehículos y uniformes que identifique a los funcionarios de manera inequívoca como agentes de la autoridad.

miércoles, 25 de enero de 2017

Declaraciones del presidente de la asociación profesional de agents rurals

Declaraciones sobre el suceso de Aspa en el que fueron asesinados dos agents rurals, de F. Coll, presidente de ASPARC, asociación profesional de los agents rurals de Cataluña a la emisora de radio Carne Cruda.


video


Programa 259 metraje 39:40 Carne Cruda





martes, 24 de enero de 2017

¿Deben ir armados los agentes forestales?

http://www.heraldo.es/

El terrible suceso de Aspa ha reabierto un debate que lleva años en el candelero porque cuando los forestales dependían del Estado sí que portaban armas.

M. T. F Zaragoza Actualizada 24/01/2017 a las 16:20

Concentración en Zaragoza para recordar a los forestales asesinados en Lérida.


El asesinato de dos agentes forestales a manos de un cazador en el monte de la localidad leridana de Aspa ha devuelto a la primera página de la actualidad la labor de estos trabajadores, que en Aragón se denominan Agentes de Protección de la Naturaleza (APN) y son funcionarios dependientes del Gobierno de Aragón. De acuerdo con los datos facilitados por la consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, dirigida en la actualidad por Joaquín Olona, este cuerpo está compuesto hoy por unas 350 personas que desarrollan su trabajo en toda la Comunidad.

Las funciones de estos trabajadores son tantas como diversas. Realizar censos de aves y peces, verificar que cazadores y pescadores practican estos deportes con todos los permisos en regla, participar en la extinción de incendios o controlar la recolección de setas figuran entre sus cometidos. "Todo cuanto acontece allí donde no hay asfalto, depende de nosotros", dice abarcando la inmensidad Ramón Regal, vicepresidente de la Asociación de Agentes para la Protección de la Naturaleza en Aragón (AAPNA).

Los forestales dependen de cada comunidad autónoma desde mediados de los años 80, cuando el Estado comenzó a transferir competencias a las autonomías, entre ellas las de Medio Ambiente. Hasta entonces, estas labores las desarrollaron los miembros del extinto Instituto para la Conservación de la Naturaleza (ICONA). Se trataba de un cuerpo nacional armado, no solo con pistolas "también llevaban armas largas, como rifles, y armas anestésicas para la gestión de la fauna", cuenta Ramón Regal. El Icona era una autoridad.

Hoy, los agentes forestales siguen considerándose autoridad pública y policía judicial: pueden sancionar si una persona no cumple la normativa, su palabra tiene presunción de veracidad en un juicio y, ante un juzgado o tribunal, pueden presentar pruebas si se ha cometido un presunto delito. Sin embargo, desde que se produjo la transferencia a las autonomías, los forestales, entre ellos los aragoneses, dejaron de ir armados. Y este es un extremo que décadas después sigue generando opiniones encontradas. Una discusión que se ha recrudecido estos días con el suceso de Lérida.


El debate de ir armados o no

El vicepresidente de la Asociación de Agentes para la Protección de la Naturaleza no niega que de vez en cuando se encuentran con situaciones de enfrentamiento, pero comenta que no son frecuentes y que no siempre están protagonizadas por cazadores: también se enfrentan a ganaderos, recolectores y otras personas que no portan armas de fuego y recuerda que su compañero Pascual Garrido fue asesinado en Arguis en 1991 con una motosierra, un crimen que aún no ha sido esclarecido. Es por eso que hay agentes medioambientales que prefieren no llevar armas porque consideran que su porte y custodia supone una gran responsabilidad y que no son necesarias para la mayoría de los trabajos que realizan. 

En el lado opuesto se sitúan quienes opinan que llevar armas les daría mucha más seguridad en su día a día. En esta posición se sitúan sindicatos como CSIF, que ha anunciado que trabajará para regular el uso de armas en determinados servicios de especial riesgo como puede ser esta o los vigilantes de aduanas. 


El reto: conseguir una regulación de la profesión

Pero la cuestión de las armas no es el único reto actual de los forestales que lleva años en el candelero. También es intenso el debate sobre la necesidad de cubrir ese marco legislativo estatal que desapareció hace años. En este sentido, hay sectores que abogan por la modificación de la ley de fuerzas y cuerpos de seguridad para incluir a los forestales, y otros que piden una ley nacional de agentes forestales y medioambientales. En Aragón, los miembros del sector llevan años pidiendo una ley autonómica sin que se atiendan sus pretensiones.

Todas estas cuestiones se han mezclado con el estupor y el duelo por el fatal suceso de Aspa, unas sensaciones tristes que aún perduraban este lunes en numerosos rincones de la geografía española. En varias localidades aragonesas, compañeros de profesión de Francesc Xavier Ribas y David Iglesias, los forestales asesinados, guardaron silencio en su memoria en sus lugares de trabajo. En Zaragoza, CC.OO., UGT y CSI-CSIF convocaron cinco minutos de silencio frente a la sede del departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, una concentración a la que asistió el consejero Joaquín Olona y otros cargos de la consejería.

Aspa, donde ocurrió el terrible suceso, se encuentra a una media hora en coche de Fraga. Es por eso que, en diversas ocasiones, forestales aragoneses y catalanes han trabajado codo con codo y al funeral por el descando de Francesc Xavier Ribas y David Iglesias, que se celebró este lunes por la tarde en Lérida, se desplazaron APNs de Aragón.