llamanos

¿Fauna salvaje en dificultades o muerta?
¿Incendios forestales?
¿Infracciones contra la seguridad ambiental, caza, pesca, vertidos?
¡¡LLÁMANOS!!
112 SOS ARAGÓN

¿Cualquier tema relacionado con el medio ambiente?
Pregunta por nosotros:
Centralita Gobierno de Aragón 976714000
OFICINAS COMARCALES DEPARTAMENTO DR Y SOSTENIBILIDAD


AGENTES FORESTALES

La AAPNA es la asociación profesional de los AGENTES FORESTALES del Gobierno de Aragón

LEY 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

q) AGENTE FORESTAL: Funcionario que ostenta la condición de Agente de la autoridad perteneciente a las Administraciones Públicas que, de acuerdo con su propia normativa y con independencia de la denominación corporativa específica, tiene encomendadas, entre otras funciones, las de policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de policía judicial en sentido genérico tal como establece el apartado 6º del artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

La AAPNA forma parte de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medio Ambientales AEAFMA y de la International Ranger Federation IRF

ÍNDICE DE PÁGINAS DEL BLOG

domingo, 30 de abril de 2017

Más de mil animales son atendidos al año en el Centro de Recuperación de La Alfranca


El 55 por ciento de los animales son recuperados y puestos en libertad

Visón europeo en exploración en La Alfranca
Visón europeo en exploración en La Alfranca


Un total de 1.048 animales fueron atendidos en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca en 2016, lo que supone un ligero aumento con respecto a 2015 y la consolidación de una tendencia alcista iniciada en el año 2013. El centro depende del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad y atiende ejemplares pertenecientes a la fauna silvestre que ingresan heridos, desvalidos o fallecidos para practicarles una necropsia.

La mayor parte de los animales que llegan a La Alfranca son recogidos por los Agentes de Protección de la Naturaleza, casi un 66% en 2016, aunque los particulares cada vez toman más conciencia de su contribución a la conservación de las especies y este año han contribuido con el 11% de las entregas.

Las entradas se producen especialmente durante la primavera y el verano. El pasado mes de julio se registraron 12,5 ingresos de media por día. Esto se debe principalmente a la entrada de pollos o ejemplares jóvenes en sus primeros días de vuelo, que ingresan desnutridos, perdidos, atropellados o por colisiones entre las causas principales.

Con respecto a las causas de los ingresos, la mayor parte de ellas se deben a colisiones (28%) y atropellos (26%).

Y en cuanto a la procedencia el mayor número de entradas corresponden con el corredor del Ebro, procedentes de las comarcas de Zaragoza, Ribera Baja del Ebro y Ribera Alta del Ebro, que representa el 38% respecto al total de ingresos.

Especies más frecuentes

En su gran mayoría los animales que ingresaron fueron aves, un 79% del total; seguidas a distancia de mamíferos, reptiles y anfibios. Dentro de la primera tipología destacan las rapaces diurnas como el buitre leonado o el cernícalo vulgar y otras aves como la cigüeña común. Entre los mamíferos destacan el tejón y el erizo europeo, siendo reseñable cómo el número de murciélagos aumenta año tras año. Respecto a los reptiles los más numerosos son la tortuga mediterránea occidental y el galápago leproso.

Más de la mitad de los animales consiguen ser recuperados

De todos los animales entregados vivos y tras el adecuado tratamiento, un 55% se recuperan y son puestos en libertad en el medio natural con garantías suficientes de supervivencia.

Por otra parte, con los animales que ingresan sin vida el centro de recuperación actúa como centro de diagnóstico de la causa de sus muertes. De esta forma, investiga y difunde los resultados  a los responsables implicados, con el fin de decidir establecer medidas preventivas o correctoras en su caso.

Para tratar a los animales, las instalaciones, gestionadas por la empresa pública SARGA, cuentan con un área de recepción y control, sala de curas, laboratorio, sala de rayos X, quirófano, sala de cuidados intensivos, sala de cría, cocina, sala de necropsias, jaulas de hospitalización y parques de vuelo.  

miércoles, 26 de abril de 2017

Localizado el único nido de pico dorsiblanco de Aragón


Agentes para la Protección de la Naturaleza hallan en el valle de Ansó el único nido de pico dorsiblanco que se conoce actualmente en Aragón, un pájaro carpintero muy escaso en España

Nido del  pájaro carpintero pico dorsiblanco localizado por APNs en Ansó

Agentes para la Protección de la Naturaleza (APNs) del Gobierno de Aragón han localizado y fotografiado en el valle de Ansó (Huesca) el único nido de pico dorsiblanco (Dendrocopos leucotos lilfordi) del que se tiene constancia actualmente en Aragón.

Este pájaro carpintero está muy ligado a los hayedos atlánticos, por lo que su presencia es más frecuente en Navarra. El extremo oriental de su área de distribución en España llega hasta el valle de Ansó, donde desde hace años se viene siguiendo un único territorio de cría. Cada temporada, los APNs comprueban que los ejemplares defienden su territorio mediante un característico tamborileo, que producen golpeando los troncos con el pico. Pero este año se ha logrado ir más lejos y se ha podido localizar el nido que han construido haciendo un agujero en un tronco de haya, junto al cual se ha fotografiado uno de los miembros de la pareja.

A finales de los años 80,  esta especie llegó a tener  hasta tres o cuatro parejas en el valle de Ansó, mientras que existe constancia aún más antigua de que estaba presente en los valles de Hecho, Aragüés del Puerto e incluso en Ordesa. En todas estas localidades se ha buscado sin éxito en los últimos años.

La conservación de esta especie está ligada a la de los hayedos maduros, donde se mantienen árboles que llegan a morir de viejos, ya que el pico dorsiblanco se alimenta principalmente de insectos que viven en la madera en descomposición (insectos xilófagos).

Está catalogado “en peligro de extinción” tanto a nivel nacional como en Aragón, y actualmente está en marcha un proyecto de cooperación transfronteriza, POCTEFA “Habios”, que lo incluye como una de las especies objetivo. En este proyecto  participan las comunidades autónomas de Navarra, Cataluña y Aragón, las provincias de Guipúzcoa y Álava y las provincias de la vertiente francesa del Pirineo.

El asesino de los Agentes Rurales les remató cuando ya estaban en el suelo


Resultado de imagen de el pais logo

Las autopsias también confirman que los disparos se realizaron a corta distancia

Compañeros de los agentes trasladan el féretro de una de las víctimas en su funeral.
Compañeros de los agentes trasladan el féretro de una de las víctimas en su funeral.

Ismael Rodríguez, el asesino confeso que mató a sangre fría a dos Agentes Rurales en Aspa (Segrià) el pasado 21 de enero, les remató cuando ya estaban en el suelo, según las autopsias practicadas por los forenses a los cuerpos de Xavier Ribes de 43 años y David Iglesias, de 39. Los cuatro disparos a los dos agentes se realizaron entre 1,5 y 6 metros de distancia.

Según el informe forense, uno de los agentes presentaba dos heridas, una cerca del esternón que le afectó al corazón y era “incompatible con la vida”. Este disparo se habría hecho a entre 3 y 4’5 metros de distancia. El otro disparo, en la zona parietal posterior derecha del cráneo, fue hecho a poco más de un metro y medio y de arriba abajo. Esta verticalidad del disparo es lo que hace concluir al forense que se hizo cuando el agente ya estaba abatido en el suelo.

En el mismo sentido se manifiesta el forense que practicó la autopsia del otro cuerpo. Este agente presentaba más heridas porque el primero de los disparos, realizado entre 3 y 6 metros, impactó primero en la muñeca del agente, la atravesó y acabó entrando por su mandíbula. Precisamente este hecho hace que desde la Asociación Profesional de Agentes Rurales de Catalunya (ASPARC) se destaque que “el hecho de intentar protegerse la cara levantando el brazo responde a un acto reflejo al ver como el cazador le apuntaba. Esto indica, con toda probabilidad, que si él o su compañero hubieran llevado arma corta, hubieran podido tener una opción de defenderse al ver venir la amenaza”.

El forense concluye en su informe que de las características de las lesiones encontradas “se deduce el orden de producción de las heridas”. Así, mantiene que éste fue el primer disparo, porque la gravedad de la lesión que causó “no permitiría que después moviera el brazo para interponerlo delante de la cara”.

En cuanto al segundo disparo que recibió, entre 2 y 3 metros de distancia, impactó en la región cervical, entró por un lado del cuello y salió por el otro. “La dirección del trayecto es casi perpendicular al eje longitudinal del cuerpo, por lo que se puede deducir que este segundo tiro se tuvo que haber producido encontrándose el cuerpo ya en el suelo, y no durante la caída” concluye el forense. Esto confirma que Ismael Rodríguez remató a ambos agentes cuando ya estaban en el suelo, algo incompatible con la versión de los hechos que dio, ya que mantiene que disparó desde unos 15 metros a los agentes en un acto reflejo y sin saber por qué lo hacía.

Varios testigos han pasado esta semana por el juzgado que lleva el caso. Uno de ellos ha confirmado que la semana antes del crimen, el 14 de enero, Rodríguez había estado cazando con él en el coto de Aspa con la escopeta que se convirtió en el arma del crimen y para la que no tenía el necesario permiso de armas tipo E.

El juzgado espera todavía el informe de balística. Este deberá determinar si la escopeta del asesino no había sido modificada, y por lo tanto pudo hacer los 4 disparos seguidos, o si por el contrario ya estaba modificada y sólo podía hacer tres disparos y para hacer el cuarto, y rematar al agente, tuvo que cargarla de nuevo.

viernes, 21 de abril de 2017

El Aranda apuesta por el turismo ornitológico


Resultado de imagen de heraldo de aragon logo

La comarca ha editado material para la promoción de actividades relacionadas con las aves.

Los montes de Calcena, en el Parque Natural del Moncayo.
Los montes de Calcena, en el Parque Natural del Moncayo.
El turismo ornitológico es la nueva apuesta de la comarca del Aranda. Dentro de su programa de promoción turística hasta ahora se había editado material relacionado con el patrimonio monumental, etnológico o natural. Ahora, se ha lanzado una campaña dirigida a los amantes de las aves en la que se quiere dar a conocer las virtudes de la comarca como territorio óptimo para observación.

Entre las acciones, el próximo 7 de mayo, se propone un paseo en la naturaleza por el entorno del Parque Natural del Moncayo. En concreto, la actividad está orientada a familias y se partirá desde la localidad de Calcena. Allí, desde el centro de interpretación, Javier Blasco, Agente para la Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, guiará al grupo en un pequeño recorrido por las hoces del Isuela, explicando las aves que se puedan observar.


Las plazas son limitadas y la inscripción es obligatoria para poder participar, por lo que la organización recomienda ponerse en contacto para ello con el departamento de Turismo de la comarca del Aranda.

Además, la institución planea otras acciones de divulgación, como talleres o acondicionamientos de espacios verdes, así como otras salidas por la naturaleza como la propuesta en Calcena.

Al mismo tiempo, y con la colaboración de la Guardería Forestal del Gobierno de Aragón, se ha editado un plano en el que se definen las zonas de observación en tres ecosistemas. Uno de ellos, el de los forestales, comprende las Sierras del Moncayo, La Virgen y el Tablado. El segundo abarca los cortados, cañones y barrancos del río Isuela y Aranda. Por último,  se recogen los ecosistemas húmedos y bosques ribereños del embalse de Maidevera.

En dos de las zonas descritas, en concreto en Purujosa e Illueca, se han colocado, además, paneles interpretativos. En ellos, el visitante tendrá información detallada de algunas de las especies que se pueden avistar, así como un plano de la comarca con las áreas de observación marcadas. Durante esta primavera está previsto colocar un tercer panel en una zona de humedal.

jueves, 20 de abril de 2017

Aragón frena la expansión de una especie invasora como el visón americano


Dentro del proyecto LIFE-Lutreola de la UE, el Gobierno de Aragón coloca cada año en los ríos cerca de 200 plataformas flotantes para la erradicación de esta especie exótica que supone una amenaza para el visón europeo

Visón americano, APNs, proyecto Lutreola

Tan amenazado o más que el lince ibérico, en España habita el visón europeo. Un pequeño mamífero en peligro de extinción que está presente en algunos ríos de Aragón. Esta especie se halla en un estado crítico debido a su bajo número y a la rápida expansión de otra especie exótica competidora muy similar en aspecto, el visón americano. Una especie introducida accidentalmente en el medio natural procedente de las granjas peleteras.

Para paliar y atajar esta situación, Aragón y otras comunidades autónomas próximas trabajan conjuntamente en el proyecto “LIFE Lutreola”, que cuenta con el apoyo financiero de la Unión Europea, y que dispone de diversas medidas de gestión y conservación del visón europeo como son mejorar la información de su estado y distribución, realizar acciones de conservación del hábitat, la cría en cautividad para reforzar la viabilidad de las poblaciones salvajes, organizar campañas de divulgación y sensibilización y, muy especialmente, erradicar las poblaciones de visón americano.

Dentro de esta última línea de trabajo, las capturas de la especie exótica invasora persiguen eliminar los núcleos de población del visón americano que pueden estar dentro del área de distribución conocida del visón europeo o que pueden llegar a contactar con ella, como es el caso de algunos ríos del territorio aragonés.

Para ello, el Gobierno de Aragón está colocando trampas flotantes en tramos fluviales de las cuencas de los ríos Jalón, Jiloca, Martín, Guadalope, Turia y Ebro, en dos periodos del año (otoño y primavera –época de celo-), y durante 10-15 días de trampeos intensivos. El esfuerzo se reparte entre las provincias de Zaragoza, Teruel y en menor medida Huesca, donde cada año se colocan más de 200 plataformas-trampa, en una proporción de una trampa flotante por cada kilómetro o kilómetro y medio de río.

Se ha podido constatar que estas trampas flotantes, especialmente diseñadas para visón americano, tienen una tasa media de captura exitosa siete veces mayor que las empleadas convencionalmente hasta ahora, colocadas en las orillas de los ríos y que fueron utilizadas antes del proyecto LIFE-Lutreola. Cuando deja de detectarse la presencia del visón americano en una zona donde se han realizado los trampeos, es necesario determinar un año más tarde si la especie exótica ha sido erradicada. Para ello, se aplican medidas de búsqueda de huellas en orillas, de fototrampeo o se colocan de nuevo plataformas flotantes sin trampa –sólo de huellas-.

El trabajo de técnicos y agentes de protección de la naturaleza del Departamento del Desarrollo y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón ha logrado frenar su peligrosa expansión, conteniendo de momento un gran riesgo de supervivencia para la especie autóctona, justamente cuando el visón americano estaba a punto de entrar en contacto con la población de visón europeo.

LIFE Lutreola

El proyecto LIFE Lutreola Spain, en el que participa Aragón junto a La Rioja, Comunidad Valenciana y País Vasco, pretende mejorar el estado de conservación del visón europeo, intentando erradicar al visón americano dentro del rango de acción y del hábitat de la especie autóctona.

Este proyecto está cofinanciado al 75% por la Unión Europea dentro del marco LIFE+, desarrollándose entre los años 2014 y 2018.

El visón europeo es para la Unión Europea una especie prioritaria de interés comunitario que requiere de una protección estricta y para cuya conservación es necesario designar zonas especiales.

La especie solo se conserva en España y el Danubio

El visón europeo (Mustela lutreola) es uno de los mamíferos más amenazados de Europa. Una de sus últimas poblaciones se mantiene en España, con alrededor de 500 ejemplares,  presentes en Aragón y en otras comunidades autónomas cercanas.

Su área de distribución en Europa se ha visto reducida hasta menos de un 10% de la original, confirmando su existencia tan sólo en España y en el delta del Danubio (Rusia y Ucrania). Esta especie está catalogada como “En peligro de extinción” por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) desde el año 2011.

Los científicos advierten de que la principal amenaza para la conservación del visón europeo es la competencia con el visón americano (Neovison vison), que debido a una rápida expansión está causando extinciones a nivel local y una mayor fragmentación de la especie autóctona.